LAS CAPTURAS DE PANTALLA, ¿TIENEN EFICACIA PROBATORIA EN EL ORDEN PENAL?

No cabe la menor duda que la prueba es fundamental en todo tipo de pleitos, pues en base a esa prueba, añadida de otros factores, el órgano jurisdiccional competente dictará la solución (generalmente, una sentencia) al pleito concreto, que dependiendo de los intereses de las partes resultará ser satisfactoria o insatisfactoria, o como se le suele decir en el argot jurídico, absolutoria o condenatoria.

Close up of wooden gavel at the computer keyboard

En el orden jurisdiccional penal, la prueba es más que importante, pues habrá ocasiones en las que se esté dirimiendo la imposición o no de una pena privativa de libertad a un sujeto, presuntamente autor de un hecho delictivo tipificado penalmente.

El Tribunal Supremo en sus sentencias de 27 de noviembre de 2015 (núm 754/2015) y 19 de mayo de 2015 (núm 300/2015) establece o abduce los criterios a tomar en cuenta cuando hablamos de eficacia probatoria en este orden de las capturas de pantalla o los denominados “pantallazos”.

Menciona el Tribunal Supremo que las conversaciones mantenidas entre acusado y víctima mediante dispositivos electrónicos no son documentos a efectos casacionales. En relación a los modos de comunicación bidireccionales (Whatsapp), menciona el Tribunal Supremo que, pueden ser manipulados, puesto que el anonimato puede preservarse mediante identidades ficticias que aparentan, a su vez, comunicaciones igualmente irreales.

De ahí que, la impugnación de autenticidad de cualquiera de esas conversaciones cuando son aportadas mediante archivos de impresión, genera una inversión de la carga de la prueba a aquella parte que pretende valerse de ese medio de prueba. Será indispensable en tal caso la práctica de una prueba pericial que identifique el verdadero origen de esa comunicación, la identidad de los interlocutores y la integridad del contenido de las conversaciones entre acusado y víctima.

Por tanto, únicamente con un informe pericial que identifique el teléfono emisor de los mensajes delictivos, a salvo de cumplido reconocimiento, o prueba testifical que acredite su remisión, pueden dar cobertura probatoria a la autenticidad del mensaje en cuestión.

Resumiendo, las capturas de pantalla, según la jurisprudencia del Tribunal Supremo, no son documentos probatorios, salvo que sean autenticados por peritos en los que mediante su informe se acredite el origen de la comunicación, la identidad de los interlocutores y la integridad del contenido de las conversaciones y comunicaciones.

 

Pedro José Delgado Lanzas, Vicepresidente de Bajo la Toga.

Anuncios

2 thoughts on “LAS CAPTURAS DE PANTALLA, ¿TIENEN EFICACIA PROBATORIA EN EL ORDEN PENAL?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s