LA COOPERACIÓN EUROPEA EN MATERIA DE INTERCAMBIO DE INFORMACIÓN TRIBUTARIA Y FISCAL

Los Estados para financiarse y obtener ingresos, establecen una serie de tributos, para conseguir tal fin. Ahora bien, en ocasiones, dado que estamos en un mundo globalizado y en el que cada vez más se realizan movimientos transnacionales o se realizan multiplicidad de operaciones financieras, es necesario que cada Estado cuente con una Administración Tributaria capaz de controlar aquellos supuestos en los que los contribuyentes intentan evadirse de pagar al Fisco.

Con esa finalidad surge el intercambio de información entre Administraciones tributarias, generándose un sistema de cooperación entre las mismas. Este post va centrado en la cooperación entre países de la Unión Europea en el intercambio de información en materia tributaria y fiscal.

Según la Directiva 2011/16/UE como la Directiva 2014/107/UE que la modifica parcialmente cumplen o intentar marcar las pautas de un sistema y de unos procedimientos en intercambio de información.

Sin más preámbulo, hay varios tipos de intercambio de información:

1- Intercambio de información previa solicitud.

Como su propio nombre indica la Administración Tributaria de un Estado solicita a otra Administración tributaria de otro Estado información relativa a ciertos impuestos. Teniendo diferente plazo en ese intercambio en función de si tiene que realizar investigaciones (6 meses), o si esa información ya está en su poder (2 meses).

Límites: la Autoridad Requerida podrá negarse motivadamente al intercambio de información cuando:
– La autoridad requirente no haya agotado sus investigaciones en la materia.
– Infrinja la legislación de la autoridad requerida y,
– Se pueda producir una vulneración de un secreto profesional, comercial, industrial o cualquier otro contrario al interés público.

2- Intercambio automático de información.

Quizás sea esta la principal modalidad de intercambio, porque esta es la vocación de la Directiva 2014/107/UE, que exista un intercambio sistemático y continuo de información entre Estados sin necesidad de que haya una solicitud previa.

3- Intercambio espontáneo de información.

Este tipo de intercambio es, por ejemplo, si un sujeto pasivo genera una situación “sospechosa” que haga dudar de su buena fe en sus operaciones tributarias y fiscales, los Estados Miembros de la Unión Europea están obligados a trasladar o intercambiar la información que atañe a esa cuestión, lo antes posible y a más tardar en el plazo de un mes a partir de la fecha en que dispuso de la misma.

Todas estas modalidades es importante que entre Estados haya consentimiento en ese intercambio de información pues si un Estado decide ir a otro Estado a investigar por su cuenta sin realizar un intercambio de información con ese Estado estaría lesionando la soberanía de ese Estado.

Hay otras modalidades de cooperación administrativa como, por ejemplo:

– Siempre que haya acuerdo entre el Estado requirente y requerido, consiste en la facultad o posibilidad que cuenta el Estado requirente de poder trasladar al Estado requerido funcionarios a fin de que puedan realizar investigaciones administrativas, entrevisten a personas y examinen fichas en materia fiscal y tributaria.

Controles simultáneos. Esta cooperación se explica cuando una multiplicidad de Estados deciden controlar simultáneamente, cada Estado en su propio territorio, a determinadas personas de interés común y complementario para dichos Estados y en un periodo concreto.

Notificaciones administrativas. Tiene carácter residual pues sólo se puede realizar dichas notificaciones siempre que el Estado requirente no sea capaz de notificar conforme a su normativa o cuando dicha notificación pueda engendrar dificultades desproporcionadas.

Información de retorno. Solicitada la información cabe la posibilidad de que esa información se retorne junto con las investigaciones y los resultados obtenidos al Estado que ha otorgado la información, o lo que es lo mismo, el Estado requerido, siempre que se respete el secreto fiscal y la protección de datos.

– Por último, intercambio de buenas prácticas y experiencia. Cada Estado se compromete con la Comisión a evaluar y examinar la cooperación realizada y a aportar su experiencia en dicha cooperación.

En definitiva, se van articulando normativas a nivel internacional, pero especialmente en el caso que nos ocupa, a nivel europeo o comunitario, a fin de que exista un entramado normativo que sirva de base a las Administraciones Tributarias de los distintos Estados Miembros de la Unión Europea para qué haya un intercambio de información fidedigno y real en materia tributaria y fiscal. Esto es así, pues uno de los principales objetivos de un Estado, por no decir el más importante, es su fuente de financiación e ingresos, y ese intercambio de información tributaria y fiscal puede servir para que ningún contribuyente se escabulla o exima de su obligación de cumplir con el Fisco.

 

Pedro José Delgado Lanzas, Vicepresidente de Bajo la Toga.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s