“EL USO POR TURNOS DE LA VIVIENDA COMÚN”

Hace poco se dictó una sentencia por la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo en la que sentó doctrina en lo relativo al uso por turnos de la vivienda común cuando no sea posible la utilización compartida entre los comuneros que tienen derecho a usar y disfrutar de esa vivienda. La sentencia es la núm 700/2015, de 9 de diciembre, y este post va dirigido a su comentario de forma breve y concreta.

image

En el caso, la herencia aún no se había repartido, por lo que se formó una comunidad de bienes entre los coherederos a fin de disfrutar y usar la vivienda común por todos sin exclusión de ninguno de ellos. La comunidad de bienes viene reconocida en el artículo 392 del Código Civil, pues la propiedad de la cosa o un derecho pertenece pro indiviso a varias personas.

En el artículo 394 del Código Civil se reconoce la opción de los condueños por mayoría de cuotas, para establecer y regular un sucesivo y cronológico uso exclusivo de la totalidad del inmueble por cada uno de los condueños, por meses sucesivos, y todo ello con carácter temporal y provisional hasta que se produzca la disolución de la comunidad.

Se ha venido admitiendo que la posesión y el uso de la cosa común por todos los coherederos tiene carácter solidario, con lo que ello implica. Además, la utilización de la finca por uno solo, excluyendo el goce o uso de los demás, es ilegítimo.

Ahora bien, el carácter solidario en el uso y disfrute de esa vivienda no puede entenderse de forma absoluta, sino que dependerá en gran medida de las circunstancias personales, entre otras, de los comuneros, sobre todo, en sus relaciones familiares y afectivas.

Por tanto, el Tribunal Supremo entiende que: “la aplicación de turnos de ocupación con uso exclusivo por periodos sucesivos y recurrentes será considerada como una fórmula justa y aplicable a los casos de comuneros de viviendas cuando no sea posible o aconsejable el uso solidario o compartido y la comunidad o algún comunero así lo inste”.

En definitiva, se puede usar y disfrutar solidariamente de un bien en régimen de comunidad de bienes por todos los comuneros cuando las relaciones familiares y afectivas sean óptimas; sin embargo, si esta última cuestión no es tal, se puede usar por cada comunero, en régimen de exclusividad, el bien, en este caso, la vivienda por periodos sucesivos y recurrentes.

 
Pedro José Delgado Lanzas, Vicepresidente de Bajo la Toga.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s