LA PENSIÓN DE ALIMENTOS A CARGO DE LOS ABUELOS

No es de extrañar que, dadas las circunstancias sociales y personales de cada familia, los abuelos paternos y/o maternos se encarguen del cuidado y sustento de los menores de edad que ostentan la condición de nietos y/o nietas y que no pueden tener cubiertas sus necesidades básicas por sus progenitores, bien porque carezcan de empleo remunerado dados los tiempos que corren, o bien porque no quieran atender dichas necesidades por cualquier razón.

image

Recientemente se ha dictado por la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo la sentencia 120/2016 de fecha 2 de marzo por la que se establece que los abuelos aún estando obligados al pago de una pensión de alimentos, dicha pensión recae exclusivamente sobre gastos ordinarios, excluyéndose los gastos extraordinarios del menor sobre el que se satisface la pensión de alimentos.

Se entiende por pensión de alimentos, según el artículo 142 del Código Civil: “todo lo que es indispensable para el sustento, habitación, vestido y asistencia médica.
Los alimentos comprenden también la educación e instrucción del alimentista mientras sea menor de edad y aun después cuando no haya terminado su formación por causa que no le sea imputable. Entre los alimentos se incluirán los gastos de embarazo y parto, en cuanto no estén cubiertos de otro modo
.”

Según el Tribunal Supremo, los abuelos están obligados por imperativo legal al amparo del mencionado artículo a satisfacer todos aquellos gastos que generen sus nietos de forma ordinaria, ante la insolvencia de sus progenitores, excluyéndose el abono de los gastos extraordinarios, es decir, aquellos que no son indispensables o necesarios. Además, el pago de la pensión de alimentos, según el artículo 146 del Código Civil: “La cuantía de los alimentos será proporcionada al caudal o medios de quien los da y a las necesidades de quien los recibe.” Es decir, debe abonarse dicha pensión conforme al principio de proporcionalidad de medios y de necesidades a satisfacer.

Además, hay que mencionar el artículo 93 del Código Civil que, a grandes rasgos, menciona la obligación que tienen los progenitores, que no los abuelos, por decisión judicial a abonar la pensión de alimentos o cualquier otra prestación en función o atendiendo a las circunstancias económicas y a las necesidades de los hijos. Aún teniendo este precepto en mente, los abuelos estarán obligados en función de los artículos 142 y 143 del Código Civil, pero según menciona la sentencia, sólo conforme a los gastos ordinarios.

Por tanto, los abuelos están obligados a satisfacer una pensión de alimentos con respecto a sus nietos y/o nietas en virtud de los preceptos civiles mencionados, pero sólo recayendo dicha pensión sobre gastos ordinarios, y no sobre gastos considerados de exigencia extraordinaria o innecesaria.

 
Pedro José Delgado Lanzas, Vicepresidente de Bajo la Toga.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s