CONTRA BLABLACAR: Competencia Desleal

El juicio que enfrenta a Confebús (empresa de Autobuses) contra Blablacar, la plataforma virtual que facilita el contacto entre personas que desean viajar compartiendo gastos, se celebró el pasado 10 de Mayo en el Juzgado Mercantil Nº 2 de Madrid.

En febrero, se pretendió la fijación de medidas cautelares como el cese de actividad de BlablaCar en España, sin embargo éstas fueron denegadas por el juez competente.

Confebús acusa a Blablacar de competencia desleal (Ley 3/1991, de 10 de enero, de Competencia Desleal) porque considera que intermedia, sin poseer licencia (autorización administrativa), en un servicio de transporte profesional de viajeros, puesto que fija las condiciones del servicio y cobra una comisión a los pasajeros.

De contrario, Blablacar durante el juicio ha defendido que sus usuarios de la plataforma son viajeros que su única intención es compartir gastos, así como la gasolina o posibles peajes, pero en ningún caso son Profesionales del Transporte, puesto que carecen de cualquier ánimo para lucrarse.

Respecto al 20% de pérdidas que Confebus alega, Blablacar asegura en su defensa que solo dos usuarios españoles alcanzaron un beneficio con el uso de la plataforma, y estamos hablando de 3 euros anuales.

 

Ahora, debemos esperar que el juez competente dicte sentencia, y hasta ahora debemos concluir con este asunto. Pero no sin antes abrir un debate entre los lectores mediante la siguiente pregunta clara y concisa:

BLABLACAR: ¿A FAVOR O EN CONTRA?

Yo me atrevo a dar en primer lugar mi humilde opinión, y no es otra que aceptar el buen correcto funcionamiento de la plataforma Blablacar puesto que su función principal es crear un muro donde viajeros puedan compartir gastos. A mi me afecta especialmente, puesto que soy un joven que en ocasiones tiene que desplazarse y sinceramente, en España, el billete de un autobús o un tren me resulta excesivamente caro. En todos los países de Europa se ayuda a la gente joven incluyendo billetes con una tarifa reducida, y España no hace nada. Pues sintiéndolo mucho tengo que posicionarme a favor de blablacar, y si hay algún culpable en este asunto es España que deberá reaccionar a lo que la sociedad reclama, reducir tarifas, pero esto no es objeto del presente ‘litis’.

Según el representante de Blablacar, en España el volumen de actividad todavía es pequeño, pero muestra un cambio de chip. “La crisis ha supuesto un cambio de filosofía para hacer ver a los ciudadanos que lo que uno no necesita quizá valga para otra”. En este caso, las plazas vacías de un coche en el que va una persona conduciendo sola.

OTROSI DIGO: En Francia, la Corte de Casación (el máximo órgano jurisdiccional del país) dictaminó en 2013 que compartir coche no es competencia desleal siempre que seagratuito o se limite a compartir gastossentencia de mayo de 2013

Oscar J. Labella

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s