ORATORIA, LA MATERIA PENDIENTE.

Acabas de salir de la Universidad, eres graduado/a en Derecho, por fin has obtenido el ansiado título oficial del Máster en Abogacía y has accedido al Ilustre Colegio de Abogados.

Quizás pertenezcas a la generación más preparada, pero ahora vengo yo y te digo que nunca jamás habrás cursado y, por tanto, tienes pendiente la materia más importante para un abogado, la oratoria.

(Si eres un abogado amateur te invito a que tú también sigas leyendo, el aprender nunca está de más, o como dicen algunos, nunca es tarde…)

Imgen obtenida en comunicarconemocion.com

¿Qué es esto de la oratoria y para qué sirve?

Vayamos por partes, iniciamos el procedimiento con una demanda, redactada de manera correcta, con negrita y cursiva, pero sobre todo, los hechos bien explicados. Recordar que es importante para el abogado ser buen escritor, y para ello, antes debe ser buen lector. Ahí lo dejo.

Posteriormente, la demanda se admite, se remite a la parte contraria y, finalmente, se nos cita para la celebración del juicio oral. Durante el juicio se practicarán todo tipo de pruebas, desde las documentales hasta las testificales. Todas ellas sometidas a diferentes posturas interpretativas, defendidas por uñas y dientes por ambas partes, con el único y valioso fin de convencer a su señoría. Alias, el señor de negro.

Podríamos decir que es una parte fundamental del procedimiento, es el momento clave para demostrar tu poderío y sacar todas tus armas. El momento de remangarse las mangas y jugar con la palabras que salen de la boca y que tienen por objeto sonar como una bella melodía que resulte pegadiza para los dulces oídos del juez. (Nótese la hipérbole y desambiguación de mis palabras).

Entonces no podemos ponernos nerviosos, aunque seamos jóvenes abogados, sin mucha experiencia en el ring, debemos tener en cuenta una serie de técnicas y consejos que a continuación os dejo:

1.- Prepara el juicio en casa: Al juez no le gusta que leas, y no todos tenemos la super-capacidad de improvisar, esto te lo irá dando la experiencia, los años… Estudiate el alegato de conclusiones y, recuerda que por muy bien preparado que lo lleves, debes estar preparado para cualquier posible sorpresa.

2.- Respira: Se que puede sonar a típico, que no es tan fácil y, llevas razón. Pero os aseguro que ayuda, inspira fuerte antes de cada intervención y notarás la mejoría.

3.- Confianza: Confía en lo que vayas a decir, con seguridad… pero sobre todo, confía en ti, tener autoestima y confianza en sí mismo, personalmente lo considero realmente importante para intervenir ante el juez. La timidez da poca credibilidad y puede generar dudas en el juez.

4.- Ser claro y conciso: el juez conoce muchos más casos además del tuyo, más o menos importantes, pero tiene más trabajo, no soporta alegatos que se dilaten mucho en el tiempo, por ello has de ser claro y conciso, dando énfasis a lo realmente decisivo y aplastante. Además, si importante es saber cuándo hablar, tanto o más lo es saber cuándo no hacerlo.

5.- Expresión: Utiliza terminología jurídica, debes ser claro y directo pero su señoría tampoco es ningún colega, siempre debemos dirigirnos como su Señoría, jamás debemos interrumpirle, dirigirnos a este con los debidos respetos y a través del adecuado uso de la palabra.

6.- Conclusiones: Algunos jueces están omitiendo este momento final del juicio, pero con normalidad se conceden unos minutos a las partes para manifestar sus conclusiones. Tienes toda la atención puesta en ti, pero no por ello debes excederte, olvídate de leer, esto podríamos decir, viene en colación de con el punto número 1.

Imagen obtenida en lider-haz-go

Por último, y no menos importante, aunque haga uso de expresiones de excesiva combatividad durante el texto, no tengo mayor intención que atraer vuestra atención , ¿por qué digo esto? Porque en el juicio se defienden los intereses del cliente, el cual es temporal, hasta que acabe el procedimiento y, la parte contraria no deja de ser un compañero, más o menos simpático, pero compañero y lo seguirá siendo después. Por tanto, juguemos limpio. Respect.

Oscar J. Labella

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s