CLÁUSULAS SUELO: Qué y Cómo reclamar.

QUÉ RECLAMAR:

Identificación de la cláusula suelo en la escritura de crédito hipotecario. 
Normalmente, en la escritura de préstamo hipotecario, suele venir bajo títulos como “tipo de interés del crédito o préstamo hipotecario”; “límite variable”; “interés mínimo”; “límites a la aplicación del interés variable”, o incluso, se hace alusión a que el interés no puede ser inferior a una determinada cantidad ni superior a otra cantidad.

Además, de la cláusula suelo, se pueden reclamar una serie de gastos, tales como los siguientes:

– Las inscripciones de la hipoteca en el Registro de la Propiedad.
– Los gastos de notaría, así como los generados por el abono del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados y Transmisiones Patrimoniales.
– Los gastos de gestoría, así como los pagos realizados para tasar el inmueble gravado con la hipoteca.

CÓMO RECLAMAR:

Según el Real Decreto-Ley 1/2017, de 20 de enero, de medidas urgentes de protección de consumidores en materia de cláusulas suelo, es necesaria una reclamación previa a la entidad financiera.

Dicha reclamación tiene carácter voluntario para el consumidor. La entidad financiera ha de garantizar que el consumidor conoce dicho sistema de reclamación. El procedimiento es el siguiente:

1- El consumidor reclama a la entidad financiera, previamente, el importe generado.

2- La entidad calcula la cantidad a devolver, incluyendo intereses, y comunica al consumidor dicha cantidad. Si la entidad manifiesta que no cabe devolución alguna, lo comunica al consumidor, finalizando el procedimiento extrajudicial, y éste puede iniciar la vía judicial.

3- Si la devolución es procedente, el consumidor ha de manifestar su consentimiento o no a aceptar la cantidad manifestada por la entidad financiera.

4- Plazo máximo para alcanzar un acuerdo: 3 meses desde la presentación de la reclamación previa.

5- El procedimiento extrajudicial finaliza en los siguientes casos:

a. Si la entidad de crédito rechaza expresamente la solicitud del consumidor.
b. Si finaliza el plazo de tres meses sin comunicación alguna por parte de la entidad de crédito al consumidor reclamante.
c. Si el consumidor no está de acuerdo con el cálculo de la cantidad a devolver efectuado por la entidad de crédito o rechaza la cantidad ofrecida.
d. Si transcurrido el plazo de tres meses no se ha puesto a disposición del consumidor de modo efectivo la cantidad ofrecida.

6- Terminado o finalizado el procedimiento extrajudicial, se puede instar por el consumidor la vía judicial.

En relación a la imposición de las costas procesales, se imponen solamente si el consumidor rechazase el cálculo de la cantidad a devolver o declinase, por cualquier motivo, la devolución del efectivo e interpusiera posteriormente demanda judicial en la que obtuviese una sentencia más favorable que la oferta recibida de dicha entidad, se impondrá la condena en costas a esta.

Si el consumidor interpusiere una demanda frente a una entidad de crédito sin haber acudido al procedimiento extrajudicial, regirán las siguientes reglas:

1- En caso de allanamiento de la entidad de crédito antes de la contestación a la demanda, se considerará que no concurre mala fe procesal.

2- En el caso de allanamiento parcial de la entidad de crédito antes de la contestación a la demanda, siempre que consigne la cantidad a cuyo abono se comprometa, solo se le podrá imponer la condena en costas si el consumidor obtuviera una sentencia cuyo resultado económico fuera más favorable que la cantidad consignada.

 
Pedro José Delgado Lanzas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s