¿es obligatorio mostrar el DNI al pagar con tarjeta? ¿Por qué algunos lo piden y otros no?

La respuesta es muy sencilla, porque no hay leyes que así lo especifiquen. Por lo tanto, la petición, o no, del Documento Nacional de Identidad (DNI) residen en las cláusulas de seguridad propias del establecimiento que persiguen evitar el fraude y, por ello, tendremos que enseñarlo solo en algunos establecimientos.

Como resultado, los comercios españoles suelen pedir el DNI para comprobar la identidad y los datos de la tarjeta del cliente, independientemente de su modalidad. Así están acostumbrados y así seguirá siendo mientras no se regule esta materia. Ante la duda, mejor pedirlo…

En caso de fraude, existe la posibilidad de que se devuelva el cargo con la consiguiente pérdida para el comercio a través de un seguro. FACUA (Consumidores en Acción es una organización no gubernamental, sin ánimo de lucro, dedicada desde sus orígenes, en 1981, a la defensa de los derechos de los consumidores) señalan que es una opción de seguridad que ejerce el propio comercio ya que, en caso de fraude, existe la posibilidad de que se devuelva el cargo con la consiguiente pérdida para el comercio.

Sin embargo, en el extranjero no es necesario identificarse cuando se paga con tarjeta, ya que se considera suficiente seguridad marcar el PIN o la firma gráfica. En este punto es donde se producen discrepancias. Hay quienes no tienen problema en mostrar el DNI porque consideran que es una medida de seguridad extra y lo valoran positivamente, o quienes señalan que el número secreto o la firma deberían ser suficientes para confirmar un pago con tarjeta. En el caso concreto de las tarjetas de contacto ‘contactless’ sólo precisan marcar el número secreto si el importe a pagar es superior a 20 euros.

Al hilo de lo que estamos hablando, de presentar el DNI o no, podríamos hablar de las interacciones con los agentes de seguridad. Ya os adelanto que son varios los casos de detenciones en protestas porque el ciudadano requerido no ha entregado el DNI.

Respecto a la obligación de identificarse, las fuerzas y cuerpos de seguridad están habilitados, en los supuestos legalmente previstos, a identificar a los ciudadanos. En tal sentido la Ley Orgánica 1/92 de 23 de febrero sobre protección de la seguridad ciudadana, concretamente su artículo 20, faculta a los agentes de las fuerzas y cuerpos de seguridad, en el ejercicio de sus funciones de indagación o prevención, para requerir la identificación de las personas y concretamente su párrafo 1º dice:

Los agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad podrán requerir, en el ejercicio de sus funciones de indagación o prevención, la identificación de las personas y realizar las comprobaciones pertinentes en la vía pública o en el lugar donde se hubiere hecho el requerimiento, siempre que el conocimiento de la identidad de las personas requeridas fuere necesario para el ejercicio de las funciones de protección de la seguridad que a los agentes encomiendan la presente Ley y la Ley Orgánica de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad”

De no lograrse la identificación por cualquier medio, y cuando resulte necesario a los mismos fines del apartado anterior (protección de la seguridad), los agentes, para impedir la comisión de un delito o falta, o al objeto de sancionar una infracción, podrán requerir a quienes no pudieran ser identificados a que les acompañen a dependencias próximas y que cuenten con medios adecuados para realizar las diligencias de identificación, a estos solos efectos y por el tiempo imprescindible.”

En la sentencia del Tribunal Constitucional 341/93 ya el tribunal recogió que deben darse al ciudadano los motivos que justifican la acción policial “Que el requerido a acompañar a la fuerza pública debe ser informado, de modo inmediato y comprensible, de las razones de tal requerimiento es cosa que apenas requiere ser argumentada, aunque la Ley nada dice, de modo expreso, sobre esta información, inexcusable para que el afectado sepa a qué atenerse. No cabe derivar de este silencio, sin embargo, una permisión legal -que sería contraria a la Constitución- del requerimiento por entero inmotivado o carente de toda información al afectado, sino que es, más bien, el íntegro contenido de este art. 20 el que supone, implícita pero inequívocamente, que los agentes actuantes han de informar debidamente al requerido en los términos expresados.”

Por lo que debemos ser conscientes que la policía y otros cuerpos y fuerzas de seguridad siempre han de tener un motivo para solicitar la identificación y en ese caso, el ciudadano no podrá negarse a ello.

¿Pero cómo practicar dicha identificación? ¿Basta con la mera exhibición del DNI?

En este sentido si acudimos al Real Decreto 1553/2005 que regula la expedición del Documento Nacional de Identidad, en su articulo 2.2 dice “Todas las personas obligadas a obtener el Documento Nacional de Identidad lo están también a exhibirlo cuando fueren requeridas para ello por la Autoridad o sus Agentes”

Del examen de la normativa, por tanto, no se entiende que exista una obligación de entregar el DNI, dado que incluso esta norma específica habla de la obligación de exhibición.

Oscar J. Labella

Fuente: BBVA y facua.org

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s