¡A EMPRENDER! Es un día perfecto para empezar.

¿Quieres emprender? ¿Quieres ser tu propio jefe pero te da miedo a afrontar este desafío? ¿Quieres que tu proyecto salga bien pero necesitas ayuda? Has llegado al sitio correcto en el mejor momento. Hoy damos comienzo a la semana de emprendimiento.

negocio-se-mueve-mas-rapido-con-un-cohete_23-2147505101.jpg

Ver qué ocurre en el mercado laboral produce vértigo, y es por ello que hoy hemos coincidido bajo la toga. Existen diferentes razones por las que acudes a este programa, quizá estés en el paro y buscas una salida laboral, o quizá no soportas a tu jefe y siempre te ha picado el gusanillo de por qué no abrir tu propio negocio. También sois bienvenidos aquellos que acuden por mera curiosidad, que están interesados en aprender aquello que no se enseña en ningún sitio. A ser emprendedores.

El emprendimiento se ha vuelto una opción a tener en cuenta (a la fuerza). Llámalo empleo por cuenta propia, autoempleo, emprender sólo o con otras personas. EXISTE UN CAMBIO DE PARADIGMA, EL CUAL DEBEMOS DE ENTENDER PARA SABER A QUÉ NOS ENFRENTAMOS Y CÓMO DEBEMOS AFRONTARLA.

¡NUEVOS RIESGOS… Y OPORTUNIDADES!

Las empresas están cada vez más interesadas en la subcontratación de otras empresas en lugar de disponer de su propia plantilla que pueda suplir sus necesidades. En esta situación mejor montar tu propia empresa y buscar colaboradores. La tendencia es la de colaborar entre empresas y la formación y el crecimiento de redes especializadas. Cada vez más se trabaja por proyectos. Si observamos las últimas estadísticas de empleo en España descubrimos que cada vez más destacan los contratos temporales, por proyectos. Una vez que se hace lo ordenado te despachan. Buscan resultados. Además debemos sumar que a día de hoy los clientes son más exigentes. Que hay más personas buscando trabajo que puestos de trabajo. Demasiado pan para poco vino. Además se está empezando a escuchar aquello del reciclaje continuo. Es decir, que las nuevas tecnologías avanzan más rápido que nosotros mismos. Aquello que aprendiste ya no sirve, lo han cambiado o existen otros mecanismos más ágiles y novedosos. Y esto se debe a que se demanda mayor productividad.

Imagen obtenida en http://www.comunidad.iebschool.com

¿PUEDES SER UNA PERSONA EMPRENDEDORA?

En primer lugar, hay que cambiar el chip. Esto no es fácil, nadie nace sabiendo emprender, cómo nadie nace sabiendo hablar en público o montar en bici. Además llevamos muchísimos años siendo “condicionados” para que seamos trabajadores/as y no emprendedores/as.

Para ser una persona emprendedora debemos tener en cuenta una serie de actitudes y motivaciones. Crear una empresa conlleva una buena planificación y organización ya que te puedes encontrar con múltiples dificultades a las que hay que saber enfrentarse.

Imagen obtenida en http://www.comunidad.iebschool.com

La persona emprendedora contribuye a crear empleo, impulsa el crecimiento económico, es crucial para fomentar la competitividad, saca partido del potencial personal, es beneficioso para los intereses de la sociedad. Por tanto, aunque se asumen riesgos evidentes, existen algunas ventajas para todos. Aunque entiendo que esto poco te importe. Además eres tu propio jefe, y esto si te interesa. Tienes el control del horario laboral. Los resultados económicos y prestigio social recaen sobre ti. Puedes llevar a cabo una idea, un sueño y contribuye a satisfacer la necesidad de logro.

No todo es de color rosa. También nos encontramos con algunos inconvenientes, son el pero.

Hay mayor responsabilidad, estrés. Requiere de mucho tiempo (al principio), repercutiendo en su vida personal, familiar y social. No sólo se debe atender al trabajo, sino a todo lo que rodea al mundo empresarial y no se cuentan con los beneficios de un empleado (prestaciones, estabilidad…).

NO SÓLO SOMOS TRABAJADORES/AS, SINO QUE SOMOS EMPRESARIOS/AS, CON TODO LO QUE ELLO IMPLICA, POR EJEMPLO, REALIZAR UN TRABAJO MULTIDISCIPLINAR SIENDO UNA ÚNICA PERSONA.

EXISTEN MUCHAS MOTIVACIONES PARA EMPRENDER, Y seguro son aquellas que te han traído hasta aquí ¿CUÁLES ERES CAPAZ DE IDENTIFICAR?

1.- INDEPENDENCIA: no tendrás que soportar a tu jefe ni un día más, porque serás tu propio jefe. Tendrás total libertad para tomar decisiones. En definitiva, serás independiente a la hora de llevar adelante tu negocio.

2.- ENFRENTARTE A UN RETO: siempre resulta más estimulante llevar a cabo tu propio proyecto. Los retos no se intenta, se superan. Para ello hay que tener actitud. ¿Te consideras una persona proactiva? Es la actitud con la que una persona asume el pleno control de su conducta vital de modo activo, haciendo prevalecer la libertad de elección sobre las circunstancias de la vida. Significa tomar control consciente sobre tu vida, fijarte objetivos y trabajar para lograrlos.

3. SACA LA MEJOR VERSIÓN DE TI MISMO. ¿CONOCES TUS LÍMITES?

¿Te has acostado alguna vez con la sensación de haberlo dado todo, de haber puesto

toda la carne en el asador, de haber exprimido hasta la última gota ¿Eres conocedor/a de cuáles son tus límites?

4.- HACER LO QUE TE GUSTA: parece obvio, cuando emprendemos una idea de negocio lo hacemos porque nos gusta, o más bien, nos apasiona. La pasión es la clave de la perseverancia y el motor para lograr el éxito. Es lo que nos hace existir, lo que nos motiva a hacer algo, a hacer que pase, a hacer lo bien, a conseguir ese detalle que nadie ve… hace que perseveremos, que pase lo que pase tengamos mucha más fuerza para llegar al destino propuesto…

“Si eliges un trabajo que te apasiona, no tendrás que trabajar ni un solo día de tu vida” (SteveJobs). Si no puedes hacer lo que te gusta, intenta que te guste lo que haces…

Pasión por tu trabajo, ¡pero también pasión hacia tu cliente!

5.- GANAR DINERO: si elaboras un buen modelo de negocio será rentable, tendrás beneficios, sin depender de una nómina mensual estática. Tendrás que asumir el riesgo de ganar más o menos cada mes.

6.- TENER UN PUESTO DE TRABAJO: conforme está el mundo laboral actualmente parece razonable que emprender puede ser la manera más ‘sencilla’ de conseguir un puesto de trabajo. Aunque esta vez trabajas para ti mismo.

En ocasiones, el problema es que nuestra motivación aflora observando a estrellas, se enfoca demasiado en personas que se han hecho millonarias “de la noche a la mañana”. En este pequeño club de afortunados entrarían Larry Page y Sergey Brin, los creadores de Google, Mark Zuckerberg, su homólogo en Facebook, o Jan Koum, fundador de Whatsapp, entre otros. Si tu fuente de inspiración se fija en ellos, lo más probable pensarás en que serás tan millonario que pronto te verás obligado a contratar a alguien para que cuente los ceros de tu cuenta, mientras tú disfrutas del Caribe en tu yate privado.

Los que seáis algo menos optimistas, os conformareis con tener una empresa que se autogestione y os permita vivir cómodamente sin dar palo al agua. Pero ya te advertimos que, si esos son tus gurús profesionales, no lo dudes, es mejor que te dediques a hacer torres verticales de canicas, seguro que tendrás más éxito.

Es innegable que estos personajes famosos deben ser un ejemplo a seguir, por su visión empresarial y por el gran impacto que tienen sus inventos en la sociedad moderna. Sin embargo, enfocar un negocio como una forma rápida de hacerse millonario es un gran error. A continuación, se enuncian los grandes mitos de los emprendedores:

1. QUIERO SER EMPRENDEDOR POR LA VERSATILIDAD DE HORARIO QUE ME PROPORCIONA.

De acuerdo, no te niego que elegir cuál es tu horario y distribuirte las horas como a ti te apetezca no es algo negativo. Sin embargo, se comete un error muy común alrededor de este tema.

Autogestionar tu tiempo indica que debes ser tú quién se marca cuándo si o cuándo no trabajar. Este hecho implica que el emprendedor debe ser responsable y marcarse una jornada laboral que le permita avanzar en sus proyectos, de lo contrario, estos no prosperarán. Esto quiere decir que difícilmente te escaparas de jornadas laborales de ocho horas, más aún al principio cuando esté todo por hacer.

Además, depende en el sector en el que enfoques tu empresa, puede ser que te escapes de ese horario convencional un lunes por la mañana, pero entonces es probable que para compensar te toque trabajar un sábado por la tarde.

Por otro lado, no es del todo verdad que puedas gestionar tu tiempo a tu antojo. El mundo laboral  se mueve, en la mayoría de sectores y ámbitos, de lunes a viernes, de 8h a 19h. Este hecho implica que cualquier gestión que debas hacer con un cliente o con tus empleados, en caso de que los tengas, deberán ser en horario laboral.

Para colmo, el emprendedor no tiene lo que estrictamente llamamos días libres o vacaciones. Si bien es cierto que él puede decidir qué días trabaja o cuáles no lo hace, sus ingresos dependen directamente de su trabajo. No trabajar probablemente repercutirá en no cobrar. Por lo tanto, no podemos decir que sean vacaciones, sino días de permiso en todo caso.

2. MI IDEA ES CONSEGUIR UN TRABAJO QUE SE AUTOGESTIONE EN POCO TIEMPO

Buena idea. De hecho, hay gente que vive de generar negocios y, posteriormente, los vende, o bien coloca a alguien adecuado en el puesto de dirección general y obtiene unos ingresos de explotación de la empresa anuales. Sin embargo, normalmente esta gente no son gente común que intenta arrancar su primer negocio con poco dinero sino inversores que cuentan con grandes sumas de dinero.

El problema reside en que es muy probable que la mayoría de personas que lean este post, tengan pocos recursos para invertir en un negocio. En este caso, cada coste adicional es un lastre y el objetivo, muchas veces, es crecer escalonadamente de manera que los ingresos superen los costes.

¿Y cuál es el problema de todo esto? El problema es que siendo un primer negocio, no tienes experiencia en ello. Y claro, como no tienes recursos olvídate de contar con departamentos de Marketing, de administración, de compras o de Business Analytics, que siempre suena bien al llevar el nombre en inglés.

Así que absolutamente todo, o casi todo el trabajo, recaerá sobre ti y sobre los socios con los que empieces el proyecto. Levantar un proyecto solo es muy muy difícil. Implica mucho tiempo de formación individual y de buscar nichos de mercado. Olvidémonos entonces ya de generar suficientes ingresos como para conseguir que tu empresa se autogestione.

En este caso, te recomiendo que dejes la idea de empezar una empresa y dejarla en dos años, y enfoca mejor tu negocio a algo que te gustaría hacer durante toda la vida. El tiempo dirá, al final, si podrás vivir de ello sin trabajar en un futuro.

3. NO HAY SEPARACIÓN ENTRE VIDA LABORAL Y VIDA PERSONAL

Cuando alguien es empleado, tiene la posibilidad en multitud de ocasiones de salir del trabajo y desconectar completamente de su vida profesional. En el caso de los emprendedores, esto es mucho más difícil por varios factores:

1.- Es muy probable que tu “base de operaciones” no sea ni siquiera una oficina, sino tu misma casa. Por lo tanto, no existe tan solo un “dentro o fuera del trabajo”

2.- Se supone que si emprendes un negocio, es en algo que realmente te gusta. Por lo tanto, es complicado que consigas separar completamente lo que haces cuándo trabajas de cuándo no lo haces. Estarás siempre con una parte de tu cerebro pensando en el trabajo pero, mirando también la parte positiva, no te importará trabajar 11 horas.

3.- Emprender un negocio desde “0” implica en general buscar socios que te apoyen en este proyecto. Si éste es tu caso, es muy probable que busques estos socios en gente con la que tienes gran afinidad, como tu pareja o amigos. Si es así, esto será un ejemplo más para no separar la vida personal, de tu vida laboral.

Cuidado! Después de este post igual estés un poco desmotivado para emprender e incluso estarás a punto de denunciar esta página o lanzar el ordenador por la ventana, pero la idea de este post es mostrar que no todo es bueno y, aún así, sigue valiendo muchísimo la pena.

Es por este motivo que os animamos a que no os fijéis solo en las grandes estrellas y enfoquéis vuestro negocio en hacer algo que realmente os haga sentir realizados y combinarlo con algo que os guste de verdad. Conseguir esto os hará que no importe trabajar 11 horas, porque ya no será ese “trabajar” que conocemos, sino dedicaros de forma profesional a vuestros hobbies, ampliando el tiempo que le dedicáis y trabajando para vosotros mismos.

¿CUÁLES SON LAS CLAVES PARA UNA BUENA IDEA EMPRESARIAL?

1.-Cubrir una demanda insatisfecha, resolver un problema, o satisfacer un deseo. O hacerlo mejor que lo existente.

2.- Ser rentable económicamente. Debe ser viable, sostenible en el tiempo.

3.- Que se adapte a las capacidades y habilidades que tiene la persona emprendedora. No todas las ideas son buenas para todo el mundo.

4.- Aportar un valor que diferencie tu negocio de la competencia. (calidad, usabilidad, precio…).

Quizá vayamos demasiado deprisa. En primer lugar debemos entender que significa emprender. Por tanto, ¿qué palabras relacionarías con el emprendimiento? Tal vez, competitividad, generar, éxito, colaborar, creatividad/ingenio, estrategia, cliente/mercado. O tal vez estas otras: objetivo, meta, misión, plan, proyecto, idea, organización/empresa, autonomía, intentar, validar, fracasar, aprender e innovar.

Y ahora, ¿te atreverías a darme una definición de emprendedor?

Yo me atrevo con la siguiente; “Aquella persona que asume el riesgo de organizar unos medios de producción(económicos, materiales y humanos) con los que puede obtener beneficios, realizando operaciones comerciales”.

Dicen que los emprendedores que triunfan son personas creativas, que han inventado algo que no existía. Pero ¿QUÉ ES LA CREATIVIDAD? Proviene de CREARE: producir, engendrar a partir de la nada.

“La creatividad es la habilidad del ser humano de traer algo nuevo a su existencia” (Barron, 1969)

“Crear es expresar lo que se tiene dentro de sí” (Matisse)

“Es uno de los medios principales que tiene el ser humano para ser libre de los grilletes, no solo de sus respuestas condicionadas, sino también de sus decisiones habituales” (Arieti, 1976)

¿DE DÓNDE SURGEN LAS IDEAS DE NEGOCIO?

1.-De cada persona teniendo en cuenta: INTERESES. ¿qué te motiva? HABILIDADES. ¿qué cosas se te dan bien? COMPETENCIAS. ¿qué cosas sabes hacer? PASIONES. ¿qué haces en tu tiempo de ocio? PERSONALIDAD. ¿Qué te describe? ACTIVOS. Tangibles (posesiones) e intangibles (contactos, experiencia…)

2.- Fijando la atención en el MERCADO: Como resultado de la observación de las necesidades y problemas del entorno han surgido un gran número de ideas de negocio de éxito.

-Demanda insatisfecha: Identificar un grupo de clientes cuyas necesidades se encuentran parcialmente resueltas (clientes infraservidos o supraservidos-> incrementar la propuesta, reducir la propuesta).

– Ineficiencias del mercado: buscar aspectos que pueden ser mejorados, que pensamos que no funcionan suficientemente bien (buscadores de internet).

– Frustraciones no resultas: ir un paso más allá de las necesidades, por su nivel de intensidad (un cliente frustrado está más dispuesto a pagar).

De la observación de las nuevas tendencias y preferencias de los consumidores: Los cambios de hábitos de consumo de los clientes y las tendencias son una fuente de inspiración para desarrollar nuevos negocios.

Cambios de legislación o políticas: La aparición (o desaparición) de normativas o leyes suele ser el germen de nuevos servicios o productos. Requiere estar atentos y reaccionar muy rápido cuando se lanzan.

Nuevos segmentos de mercados o Nichos: Con cierta frecuencia pueden aparecer nuevos segmentos de clientes o nichos de mercados en los que se puede aplicar un negocio ya testado o uno nuevo similar.

Imagen extraida de http://www.casarabeieam.com

“NUNCA PIERDAS DE VISTA A TU ALREDEDOR… TENDENCIAS EN EL SECTOR, COMPETENCIA, HERRAMIENTAS, NUEVOS PRODUCTOS/SERVICIOS, SOCIEDAD”.

3.- NUEVAS TENDENCIAS: DRONES, IMPRESIÓN 3D, BIOIMPRESIÓN, BIG DATA, REALIDAD AUMENTADA (SERIOUS GAME). A partir de nuevas tecnologías o productos:

La aparición de nuevas tecnologías suelen transformar las formas de consumo y las necesidades del mercado, con un buen análisis se puede encontrar múltiples oportunidades relacionadas con la misma.

Copiando, imitando:otra alternativa es replicar negocios que se han visto funcionar con éxito en otro contexto y que podemos aplicar en nuestro mercado. Si copias, no calques

-¿LO ESTÁS APUNTANDO EN TU NUEVO BLOC DE NOTAS, ESE QUE DEBE PERMANECER EN EL BOLSILLO MIENTRAS ESTÉS DESPIERTO O EN LA MESITA DE NOCHE MIENTRAS ESTÉS SOÑANDO? NO SABEMOS CUÁNDO PUEDE VENIRNOS LA INSPIRACIÓN. ENTONCES, ¿PODEMOS SEGUIR?-

hjvfhvgbn.jpg

-ESTÁ BIEN… PUES SIGAMOS.-

¿QUÉ ES UNA EMPRESA?

Primero, la que más nos gusta: es un conjunto de procesos interrelacionados entre sí donde en cada proceso se utiliza una serie de recursos (información, RRHH, €, materiales, etc.) para obtener un producto (terminado o procesado).

Más sencilla: una empresa es una organización de personas que comparten unos objetivos con el fin de obtener beneficios.

O tal vez: una empresa es una unidad productiva agrupada y dedicada a desarrollar una actividad económica con ánimo de lucro.

En general, una empresa también se puede definir como una unidad formada por un grupo de personas, bienes materiales y financieros, con el objetivo de producir algo o prestar un servicio que cubra una necesidad y por el que se obtengan beneficios.

¿CÓMO DEFINIRÍAS EMPRENDER?

“Llevar a cabo una idea, convertida en un mecanismo sostenible que genera valor”

La idea es muy importante, si bien más importante aún es cómo se crea valor con la idea y cómo se obtienen ingresos (monetización) ¡CUIDADO CON LAS IDEAS DE BAR!

SI BIEN, VICTOR GUILLERMO FIGUEROA, técnico del CADE en Jaén, AFIRMA: “El concepto emprendedor ha sido secuestrado por el entorno empresarial deberíamos cultivar en nuestra sociedad la necesidad de poseer la actitud adecuada para ser personas emprendedoras, es decir, personas que viven la vida de una manera diferente, que son proactivas, que están ávidas de saber, de experimentar para saciar su curiosidad, de exprimir el jugo que generan sus inquietudes con el propósito, entre otros, deponer a prueba sus competencias, de enfrentarse al reto de poner en marcha un proyecto, de responder a una necesidad y en definitiva de disfrutar de una actitud maravillosa que ha permitido, permite y permitirá a la sociedad seguir hacia adelante, evolucionando y conquistando nuevo conocimiento”.

Para ser el primer día de éste nuestro programa de emprendimiento creemos que hemos avanzado bastante. A estas alturas ya deberías saber si quieres/puedes o no emprender. Todos podemos serlo solo hace falta quererlo. Quererlo intensamente.

Hemos conocido los conceptos básicos, y hemos desvelado los grandes mitos del emprendimiento. Por tanto, entendemos que estás preparado para dar el siguiente paso. Nos vemos en el siguiente artículo en el que os enseñaremos como generar Valor a nuestra de Idea de Negocio. Porque apunta, una idea debe ser monetizada. Lo más importante, se debe ganar dinero.

Espero haberte convencido en que la situación laboral actual demanda mayor número de emprendedores. Tienes suerte, y estar aquí te puede colocar en las primera posiciones. Cuando los demás empiecen tú ya estarás de vuelta.

Oscar J. Labella

Colaboración: http://www.Serendipia-Up.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s