DELITO DE ODIO: TODO LO QUE DEBES SABER

“53 asesinadas por violencia de género machista en lo que va de año, pocas me parecen con la de putas que hay sueltas. Y 2015 finalizará con 56 asesinadas, no es una buena marca pero se hizo lo que se pudo, a ver si en 2016 doblamos esa cifra, gracias.  Ya tengo los explosivos preparados para esta noche liarla en Sol, Feliz Año, Alá es grande. Ahora solo falta un atentado en Madrid, unos cuantos españoles muertos y un 2015 de puta madre. Ya no se ven atentados como los del 11S, estos de la Yihad no valen, sin van a masacrar a gente que lo hagan con estilo, vuelve Bin Laden. Patricia era feminista y se tiró al río porque las mujeres se mojan por la igualdad. A mi me gusta follar contra la encimera y los fogones, porque pongo a la mujer en su sitio por parte doble. ‘Si no fueses maricón, serías perfecto”

Éstas y otras muchas más, son las manifestaciones que algunos de nuestro vecinos, compatriotas, y conciudadanos han hecho público en sus redes sociales de manera libre y espontánea. Y compartiréis conmigo que estas barbaridades jamás pueden encontrar amparo ni justificación en el ejercicio de su derecho a la libertad de expresión, dado a que debe prevalecer en todo caso la igualdad de las personas y el respeto al otro, cualquiera que sea su sexo u otras connotaciones. Por tanto, no podemos olvidar la perspectiva constitucional de los derechos en conflicto, el derecho a la libertad de expresión, y el derecho a la dignidad, al honor y a la igualdad: la sentencia del tribunal Constitucional 214/1994 señala que ni el ejercicio de la libertad ideológica ni la de expresión pueden amparar manifestaciones o expresiones destinadas a menospreciar o a generar sentimientos de hostilidad contra determinados grupos étnicos, de extranjeros o inmigrantes, religiosos o sociales, pues en un Estado como el español, social, democrático y de Derecho, los integrantes de aquellas colectividades tienen el derecho a convivir pacíficamente y a ser plenamente respetados por los demás miembros de la comunidad social.

De ello cabe concluir que aunque la libertad ideológica y la libertad de expresión protegen la libre expresión de las ideas, incluso rechazables y molestas para algunas personas, en ningún caso tales libertades pueden dar cobertura al menosprecio y el insulto contra personas o grupos, o la generación de sentimientos de hostilidad contra ellos.

Las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado y policías autónomas registraron en 2016 un total de 1.324 incidentes por delitos de odio. Casi cuatro delitos de odio al día en España. Aunque nos encontramos en una situación de infradenuncia con una cifra oculta del 80%”. Según algunos cálculos, los delitos de odio en España ascenderían a 4.000.

El mayor porcentaje de delitos de odio cometidos en España se corresponde con el racismo o la xenofobia
Gráfico obtenido en http://www.elmundo.es

El DELITO DE ODIO viene previsto en el Código Penal, artículo 510, castigando tales conductas con la PENA DE PRISIÓN DE UNO A CUATRO AÑOS y además con la PENA DE MULTA de 6 a 12 MESES.

  1. Quienes públicamente fomenten, promuevan o inciten directa o indirectamente al odio, hostilidad, discriminacióno violencia contra un grupo, una parte del mismo o contra una persona determinada por razón de su pertenencia a aquél, por motivos racistasantisemitas u otros referentes a la ideologíareligión o creenciassituación familiar, la pertenencia de sus miembros a una etnia, raza o nación, su origen nacional, su sexo, orientación o identidad sexual, por razones de género, enfermedad o discapacidad. Los delitos de odio aumentan un 13% debido a la incorporación de dos nuevas modalidades: ideología y discriminación por género.
  2. Quienes produzcan, elaboren, posean con la finalidad de distribuir, faciliten a terceras personas el acceso, distribuyan, difundan o vendan escritos o cualquier otra clase de material o soportes que por su contenido sean idóneos para fomentar, promover, o incitar directa o indirectamente al odio, hostilidad, discriminación o violencia contra un grupo, una parte del mismo, o contra una persona determinada por razón de su pertenencia a aquél, por motivos racistas, antisemitas u otros referentes a la ideología, religión o creencias, situación familiar, la pertenencia de sus miembros a una etnia, raza o nación, su origen nacional, su sexo, orientación o identidad sexual, por razones de género, enfermedad o discapacidad.
  3. Públicamente nieguen, trivialicen gravemente o enaltezcan los delitos de genocidio, de lesa humanidad o contra las personas y bienes protegidos en caso de conflicto armado, o enaltezcan a sus autores, cuando se hubieran cometido contra un grupo o una parte del mismo, o contra una persona determinada por razón de su pertenencia al mismo, por motivos racistas, antisemitas u otros referentes a la ideología, religión o creencias, la situación familiar o la pertenencia de sus miembros a una etnia, raza o nación, su origen nacional, su sexo, orientación o identidad sexual, por razones de género, enfermedad o discapacidad, cuando de este modo se promueva o favorezca un clima de violencia, hostilidad, odio o discriminación contra los mismos.

IMPORTANTE: se impone la pena en su mitad superior cuando los hechos se hubieran llevado a cabo a través de las redes sociales, de modo que, aquel se hiciera accesible a un elevado número de personas.

El problema viene cuando las personas aguantamos y aguantamos, por miedo o desconocimiento. Hay gente que sufre agresiones verbales por las redes sociales y sin embargo dejan pasar los días y no denuncian. Es muy común escuchar a gente que dice no sé qué de la libertad de expresión pero poco o nada les oigo hablar del derecho a la intimidad, al honor o a la propia imagen. Un derecho que es fundamental e innato. Da igual que sea personaje famoso o no. Las celebridades sufren a diario insultos y aberraciones por parte de fans y no tan fans. Y esto no es permisible. Y no solo me preocupan los personajes famosos, sino que además también son sujetos pasivos de estos delitos de odio los ciudadanos de a pie de calle, es decir, tu o yo, cualquiera que se anime a dar su opinión o actuar de una u otra manera. Y no me digáis exagerado, porque debemos concienciarnos  de que el respeto es la base de una buena educación y lo que no puede ser aceptable es como miles de personas se cagan en los muertos de los catalanes porque a su parecer son unos hijos de puta. Pues no. Ya no solo porque no se puede generalizar, y diciendo eso insultas a mis amigos de Cataluña, sino que además no hay motivo suficiente que justifique tales descalificativos. Pero ni los catalanes, ni los moros, ni las mujeres, ni nadie. Por muy mal que a nuestro parecer se porten, incluso llegando a ser presuntos culpables de un delito, podemos comportarnos como tal, porque de esta manera estamos rebajándonos y de igual manera estamos cometiendo otro delito, al que a mí me gusta llamar, delito del no respeto.

Desde el gobierno de España nos dicen lo siguiente: si una persona se ha mostrado hostil hacia ti por tu raza, orientación e identidad sexual, religión, creencias o discapacidad, ha cometido un delito de odio. No permanezcas indiferente ante los delitos de odio. No tengas miedo. Denúncialos, lo antes posible. Los insultos racistas o xenófobos también pueden ser delito. No obvies los mensajes u ofensas recibidas en tu perfil de redes sociales, tu correo electrónico o tu teléfono móvil. Cuando denuncies, no omitas las palabras concretas y comentarios dichos por el autor. No olvides contar a la Policía o a la Guardia Civil todo lo que creas que es importante (símbolos, anagramas, tatuajes, vestimenta del autor, testigos de los hechos, etc.). Sea lo que sea.  Que denunciar los delitos de odio, ayuda a la Policía y a la Guardia Civil a prevenir y evitar que estos hechos vuelvan a repetirse y recuerda… Si eres víctima de algún delito, pide ayuda llamando a los teléfonos de la Policía Nacional y la Guardia Civil.

Oscar J. Labella

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s