La Pensión Alimenticia se anula por ser un “ni-ni”

“Tengo 30 años y soy opositor”

Vivimos en una sociedad en la que estudiar una carrera, e incluso un máster, es lo más importante para el desarrollo profesional, pero lo cierto es que una vez se consigue el ansiado título, nada asegura encontrar trabajo. Actualmente, las oportunidades laborales en el sector privado escasean. Es por ello que a día de hoy son muchos los que optan por las oposiciones.  Pero todos sabemos que obtener una plaza conlleva dedicación y tiempo. En ocasiones, mucho tiempo…

Resultado de imagen de pension alimenticia

En los casos de divorcio donde hay hijos mayores de edad, establecer la pensión alimenticia resulta cada vez más complejo. Y esto ocurre porque, cada vez más, los jóvenes apuran casi hasta los 30 años en casa de sus padres, estudiando o no, sin trabajar, y como se suele decir: hay muchos “ni-nis”.

Pero antes de pasar al problema, ¿Qué es la pensión de alimentos? Puede definirse como el deber impuesto al progenitor no custodio de asegurar la subsistencia de su hijo/a. La pensión de alimentos comprenden todo lo indispensable para el sustento, habitación, vestido, asistencia médica y educación e instrucción de los hijos que sean menores de edad, y además para los mayores que estén en período de formación y sin ingresos propios que les permitan hacer una vida independiente. Por tanto, resulta evidente que la pensión de alimentos no se extingue cuando los hijos cumplen la mayoría de edad.

AHORA BIEN, ¿Qué entiende el juez por periodo de formación? Parece razonable que el progenitor no custodio está obligado al pago de la pensión a sus hijos mayores de edad mientras estén estudiando la carrera universitaria, el posgrado, o el grado de FP.

Pero hay una situación que es bastante común en la realidad y para la que no hay una solución unánime: La persona que se está preparando una oposición durante años: ¿Sigue estando en periodo de formación? o dicho de otro modo mucho más claro ¿Hasta que edad hay que pagar la pensión de alimentos a los hijos?

La regla general dice que hasta que el hijo sea independiente económicamente, es decir, hasta que apruebe las oposiciones y definitivamente se incorpore al mercado laboral. El problema es que hay quienes tienen 28-30 años y siguen preparando oposiciones sin fortuna, pero como veremos, esto ya no es excusa para seguir viviendo de los padres.

Es por ello que para encontrar la solución debemos atender a cada caso concreto. Hay quienes preparan de forma legítima sus oposiciones y hay otros cuantos que deciden ser opositores para no dar un palo al agua y vivir de los padres hasta que puedan vivir de sus hijos.

En este caso, la jurisprudencia del Tribunal Supremo es clara. Se sustenta en una resolución del 2001, en la que acuña por primera vez el término “parasitismo social” que son aquellos “ni-nis” que ni estudian ni trabajan, que tiene más de 25 años y viven de sus padres. A la hora de fijar una pensión alimenticia deben darse dos requisitos, por un lado, que el progenitor no custodio tenga los medios suficientes para hacer frente al pago de la misma. Y por otro lado, que el hijo esté en un “estado de necesidad”, pero es importante remarcar que esta situación de necesidad no puede haber sido provocada por la propia pasividad del hijo que ni estudia ni trabaja. Que ni se saca las oposiciones ni tiene pinta de que se la vaya a sacar.

El Alto Tribunal en su sentencia, de fecha 25 octubre de 2016, dictada por la Sala de lo Civil, acordó la extinción de la pensión de alimentos a una hija de 26 años opositora a maestra, con el argumento que encontraréis en el fundamento tercero, cuyo tenor literal es el siguiente:

«3.- Los alimentos a los hijos no se extinguen por la mayoría de edad, sino que la obligación se extiende hasta que los hijos alcancen la suficiencia económica, siempre y cuando la necesidad no haya sido creada por la conducta del propio hijo ( sentencia 5 de noviembre 2008 ), afirmando la sentencia de 12 de julio de 2015, con cita de la de 8 de noviembre de 2012, que «por lo que se refiere a la concurrencia de titulación profesional en la hija no podemos aceptar que ello impida percibir alimentos del padre, dado que no se acredita la percepción de ingresos por parte de la misma ni que carezca de la necesaria diligencia en el desarrollo de su carrera profesional». 

Ocurre en este caso que XXXXXX, de 26 años de edad, vive en casa de su madre y aunque ha acabado su formación como maestra si bien todavía no ha accedido al mercado laboral y, como dice la sentencia, “lo que sin duda obtendrá tras superar las oposiciones a magisterio, para lo que se considera suficiente el plazo de tres años establecido en la sentencia, máxime si como se ha anunciado en los boletines oficiales existe una oferta de empleo suficiente para cubrir plazas de maestro”. Y si bien la ley no establece ningún límite de edad para recibir alimentos, como con reiteración ha dicho esta sala, lo cierto es que los tres años que puso la sentencia como límite para percibirlos, aun cuando no han transcurrido cuando esta resolución se dicta, las posibilidades reales que tiene para acceder a un trabajo hace innecesario esperar a que transcurran, con lo que se dan por extinguidos.»

Como podemos ver, lo determinante no fue que la hija hubiera aprobado o no la oposición, sino «las posibilidades reales que tiene para acceder a un trabajo.» Como ya he dicho con anterioridad, debe haber un verdadero estado de necesidad, de manera que si hay suficientes plazas ofertadas el Tribunal Supremo consideraba que lo tienes más fácil para acceder al trabajo. Además, en primera instancia el juez competente fijó un límite temporal de 3 años para que esta joven se sacara plaza, pasado el tiempo y teniendo en cuenta las “posibilidades reales que tiene para acceder a un trabajo hace innecesario esperar a que transcurran, con lo que se dan por extinguidos“.

Lo que podemos extraer de tal sentencia es que evidentemente los padres deben ayudar a sus hijos en todo lo que puedan para su formación pero ahora bien, los hijos, en nuestro caso, opositores, deben ser conscientes de que o demuestran que están exprimiéndose al máximo para aprobar o la pensión alimenticia puede ser anulada. Se acabo el vivir de tus padres si eres un “ni-ni”.

Sentencias:

SENTENCIA TRIBUNAL SUPREMO “PARASITISMO SOCIAL”

http://www.poderjudicial.es/search/doAction?action=contentpdf&databasematch=TS&reference=2339979&links=&optimize=20040521&publicinterface=true

SENTENCIA AUDIENCIA PROVINCIAL (APELACIÓN)

https://www.mateobuenoabogado.com/wp-content/uploads/2016/12/Sentencia-de-fecha-11-de-mayo-de-2015-dictada-por-la-Secci%C3%B3n-10.%C2%AA-de-la-Ilma.-Audiencia-Provincial-de-Valencia.pdf

SENTENCIA TRIBUNAL SUPREMO (CASACIÓN)

https://www.mateobuenoabogado.com/wp-content/uploads/2016/12/Sentencia-de-fecha-25-de-octubre-de-2016-dictada-por-la-Sala-de-lo-Civil-del-Tribunal-Supremo.pdf

Oscar J. Labella

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s