Medidas para frenar el Covid-19 ¿Se está vulnerando nuestra privacidad?


Supongo que al igual que yo estos días estás viendo multitud de mensajes alarmantes sobre las medidas que está adoptando el gobierno para poner fin al Covid-19. La semana pasada, se hizo viral la noticia de que “el gobierno va a geolocalizar los móviles de todos para multarnos si salimos de casa”. Pero, ¿qué hay de verdad en todo esto?

Qué es la Geolocalización | Vetajas de Aplicación - marketINhouse

Muchos son los expertos que se echaron la mano a la cabeza y empezaron a investigar cómo se iba a llevar a cabo esta iniciativa y cuánto iba afectar a nuestra privacidad, llegándose incluso a cuestionar si “la ley de protección de datos dejará de aplicarse durante el Estado de Alarma”.

Ni el gobierno va geolocalizar todos los móviles para poner multas, ni la protección de datos se dejará de aplicar.

La orden ministerial de la semana pasada tan solo venía a comunicar que medidas se iban a adoptar próximamente, así como la creación de app con test para el autodiagnóstico y la geolocalización de dispositivos con una finalidad estadística, es decir, comprobar que efectivamente la comunidad está respetando el confinamiento. Esto último, si lo analizamos bien, podríamos decir que se van a recabar datos personales (ubicación) por el bien de todos (comunidad), es decir, existe un interés público.

Ahora bien, las operadoras que recaben esta información y la cedan al INE, lo harán de forma agregada y anónima, es decir, que no se podrá identificar a ninguna persona. Al igual que ha hecho Google, que esta semana ha publicado la “movilidad comunitaria COVID-19”, con una gráfica que representa la movilidad poblacional durante estos días.

Entonces, si no se identifica a nadie ¿se debe aplicar realmente la normativa de protección de datos?

SI, es ahora cuando más se debe aplicar, porque las empresas que se encarguen de recabar esta información deben asegurar que los procedimientos que desarrollen cumplan con las medidas de seguridad suficientes. Y esto solo hay una manera de conseguirlo: cumplimiento desde el diseño, respetando el principio de accountability, laminimización de datos, juicio de proporcionalidad, y haciendo una correcta Evaluación de Impacto.

Aún no sabemos que aplicaciones usarán los diferentes países, por lo tanto no sabemos que técnica están aplicando, pero en el caso de Google sabemos que han aplicado la Privacidad Diferencial (añadir ruido) para evitar el rastreo de sus datos. El modelo matemático aplicado es el siguiente: si un día pasan 100 personas por un punto, y al día siguiente 105, los datos que se recogen realmente son 87 y 98. Es decir, no recoge la totalidad de los datos si no que se basa en un calculo matemático.

Algo parecido ocurre con la huella dactilar, que se está debatiendo si siempre se puede considerar como dato biométrico o ni tan siquiera como dato personal. En el caso del registro de jornada laboral, los sistemas implantados en algunas empresas consiste en almacenar 4 puntos de referencia de una huella, de modo que en un pequeña empresa se puede reconocer al trabajador pero en una comunidad, por ejemplo, en España, habría más de 1000 personas con las mismos puntos de referencia, y por lo tanto como no se podría identificar una persona concreta, no es un dato personal. O al menos no directamente. Todo dependerá de que medida de seguridad se haya implantado.

Tendremos que esperar como evolucionan los aconstecimientos, pero mientras tanto, no podemos limitarnos a decir que el gobierno se está excediendo o que la ley de protección de datos no se está aplicando. Primero porque no es cierto, y lo segundo porque lo que el mundo necesita ahora más que nunca es estar unidos y buscar soluciones, gracias a la innovación y la transformación digital.

No podemos hacer creer que la normativa supone un estorbo. Todas las normas buscan el bien común. Por encima de cualquier derecho particular. Hoy prevalece el interés publico. Vital. De toda una comunidad. El mundo. Lo que es bueno y justo para uno, lo debe ser para todos. No salimos de casa por miedo a una sanción, pero realmente no deberíamos hacerlo porque existe el riesgo de contagio. Porque supone un riesgo para los demás.

Hay optimistas que aseguran que esto servirá para aprender, avanzar y que las personas aprendamos a vivir en comunidad, y por tanto, que no se vuelva a repetir, pero mi pregunta es la siguiente:

¿el mundo cambiará o seguiremos actuando igual cuando todo esto acabe?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .