Medidas adoptadas por las empresas durante el confinamiento


Si podemos sacar algo positivo de todo esto, es que estamos viviendo el momento idóneo para crecer como personas y como profesionales. Después de tantos días de confinamiento, sin ver a familiares, amigos y compañeros, empezamos a valorar lo que tenemos, y a quiénes tenemos. Estamos teniendo tiempo suficiente para aprender a convivir, compartir, solidarizar, o empatizar. En definitiva, a ser más humanos.

Tampoco esta siendo fácil para las empresas, que han tenido que reestructurarse para afrontar este desafío. Están aquellas compañías que no han podido continuar y han tenido que recurrir al ERTE mandando a sus trabajadores al desempleo, y están las que en su día supieron adaptarse al entorno digital y ahora disfrutan de poder seguir prestando sus servicios desde casa, a través del teletrabajo.  Estas empresas, a pesar de las dificultades que se encuentran cada día, siguen apretando para que la calidad de sus servicios no se vea mermada, facilitando todo tipo de medios a su plantilla para que pueda trabajar con normalidad. Aunque todos sabemos que esto no es posible.

Por mucho que los trabajadores nos esforcemos por llevar el trabajo a diario desde casa, somos conscientes de que la situación que estamos viviendo es excepcional y que no es posible actuar como de costumbre. No podemos visitar a nuestro cliente y la única posibilidad de ayudarle es aprovechar el tiempo que tenemos para preparar amplios dossier informativos y enviarle correos masivos con los mejores consejos para afrontar el Covid-19. Aunque el cliente no lo lea, porque es demasiado largo el documento, o porque esta semana es el tercero que le mandamos, o porque se ha suscrito al Newletter de nuestra web y ya se ha informado, o directamente porque tiene tantas preocupaciones en la cabeza que ni si quiera tiene ganas de leerlo. Pero hay un mensaje entre líneas que el cliente va a recibir, y que se traduce de la siguiente manera: “estamos viviendo un momento complicado, no tenemos la formula secreta para arreglar todo esto. Pero queremos que sepas, que si nos necesitas, aquí estamos”.

Hoy más que nunca debemos acudir a la ética empresarial, ser buenos profesionales y estar comprometidos con el cliente, pues como dijo Robert Louis Stevenson; “El compromiso es el mejor y más económico abogado”.  Hay un reconocido despacho jurídico que, por cierto, ha tenido que recurrir al ERTE, que en su lema decía: “más que cerca, cercanos”. Ya que ellos no han podido seguir prestando sus servicios, ahora si que sí, esta lema deberíamos tatuárnoslo todos los demás. Porque en situaciones difíciles, en estado de alarma, debemos atender a nuestros clientes, aunque sea en casa, con la bata, sujetando el móvil con una mano y al hijo con la otra.

Si esto no fuera suficiente, vemos como empresas siguen ofreciendo todo tipo de alternativas, desde cursos online gratuitos, webinar o streaming. Y hay firmas de abogados tirando de casos probrono. En el tercer sector, comerciales y empresas que se han visto obligadas a paralizar sus venta, vemos como también quieren estar presentes y poner en practica su responsabilidad social corporativa, como es el caso de la tienda Natura y sus consejos para llevar este confinamiento de la mejor manera posible, o incluso, Amancio Ortega y sus donaciones. Hay otras muchas empresas, pero todos nos vienen a decir lo mismo: en situaciones tan difíciles como esta; “no es momento de vender, es momento de estar. Y punto”.

Oscar J. Labella

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .